La diabetes afecta a casi todos los órganos de su cuerpo y la atención eficaz de la diabetes requiere un equipo dedicado de proveedores de atención médica. Incluyen a sus médicos, dietistas, consejeros, especialistas en ojos, dentistas, etc. Cada individuo que tiene diabetes tiene necesidades diferentes. Comuníquese con su equipo de atención médica para comprender mejor qué tratamiento es adecuado para usted.

7 pasos para un buen cuidado de la diabetes

Paso 1: Infórmese sobre la diabetes

Cuanto más aprenda sobre la diabetes, mejor preparado estará para controlarla. Le permitirá comprender qué línea de tratamiento debe seguir en función del “tipo” que le han diagnosticado.

Por ejemplo, los diabéticos tipo 1 necesitan inyectarse insulina todos los días. La dieta y la actividad física diaria pueden ayudar a controlar el tipo 2. La mayoría de los pacientes con tipo 2 también pueden necesitar tomar medicamentos para la diabetes o insulina.

La diabetes es una afección grave y, lamentablemente, la mayoría de las personas que padecen diabetes ni siquiera saben que la padecen.

Identifique los factores que lo ponen a usted oa su ser querido en riesgo de desarrollar diabetes.

Las personas en riesgo incluyen aquellas que:

1. Tiene sobrepeso

2. Más de 45 años

3. Tiene un familiar cercano que tiene diabetes

4. Tuvo diabetes gestacional (diabetes durante el embarazo)

5. Sufre de presión arterial alta

6. Tiene antecedentes de niveles altos de colesterol.

7. Siga un estilo de vida sedentario

Si conoce a alguien que tenga alguno de los factores de riesgo de diabetes, recomiéndele que hable con su médico sobre la posibilidad de hacerse la prueba.

Paso 2: siga un régimen de cuidado regular

Si tiene diabetes, recuerde realizar controles periódicos con sus médicos. Asegúrese de cumplir con el régimen de tratamiento. Pídale a su familia, amigos y colegas que lo apoyen.

Recuerda:

1. Pregúntele a su diabetólogo con qué frecuencia necesita verlo para chequeos.

2. Anote la fecha y la hora de su próxima cita.

3. Tome nota de todas las preguntas y cuestiones que le gustaría discutir con su médico en la próxima visita.

Paso 3: aprenda a controlar su diabetes

La diabetes afecta a muchos órganos del cuerpo. Es importante controlar los alimentos que consume, su nivel de actividad física y cómo cuidarse.

1. Siga un plan de alimentación equilibrado

2. Examine sus pies a diario

3. Controle sus niveles de glucosa

4. Deje de fumar

5. Realice actividad física con regularidad

Paso 4: Conozca el ABC de su diabetes

Uno de los principales objetivos del tratamiento de la diabetes es controlar su ABC, es decir:

A = A1C (niveles promedio de azúcar en sangre)

B = presión arterial

C = colesterol

Paso 5: supervise su ABC

Puede reducir su riesgo de complicaciones asociadas a la diabetes, como problemas renales, ceguera, infecciones en los pies, etc., controlando su ABC.

1. Hágase la prueba de A1C

La prueba de A1C le permite al médico medir sus niveles de glucosa en sangre durante los últimos tres meses. Le permite saber qué tan bien está cuidando su diabetes y se recomienda que lo haga dos veces al año. El nivel objetivo de A1C para la mayoría de los diabéticos es menos de 7.

2. Controle sus niveles de glucosa en sangre

Controle su glucosa en sangre con regularidad para ayudar a mantenerla bajo control. Mantenga un registro de sus resultados y enséñelo a su médico. Algunas tiras de glucosa informan los resultados de glucosa en sangre como valores de glucosa en plasma que son más altos que los valores de glucosa en sangre total en un 10 a 15%. Pregunte a su médico si su medidor o tira proporciona resultados de sangre total o plasma.

a) El rango de glucosa objetivo con sangre total es de 80 a 120 antes de las comidas y de 100 a 140 a la hora de acostarse.

b) El rango de glucosa objetivo usando plasma es de 90 a 130 antes de las comidas y de 110 a 150 a la hora de acostarse.

Compruebe su propia glucosa en sangre

Es posible que deba controlar su propio nivel de glucosa en sangre con regularidad para ayudar a controlar su diabetes. Le dirá cuál es su nivel de glucosa en sangre en el momento de realizar la prueba. Mantenga un registro de sus resultados y enséñelo a su equipo de atención médica. Algunos medidores y tiras reactivas informan los resultados de glucosa en sangre como valores de glucosa en plasma que son entre un 10 y un 15 por ciento más altos que los valores de glucosa en sangre total. Pregúntele a su médico o farmacéutico si su medidor y sus tiras proporcionan resultados de sangre total o plasma.

· El rango de glucosa objetivo para la mayoría de las personas que usan sangre total es de 80 a 120 antes de las comidas y de 100 a 140 a la hora de acostarse.

· El rango de glucosa objetivo para la mayoría de las personas que usan plasma es de 90 a 130 antes de las comidas y de 110 a 150 a la hora de acostarse.

Controle su presión arterial

La presión arterial alta hace que su corazón trabaje más. Esto puede provocar accidentes cerebrovasculares y otros problemas, como enfermedad renal. Es posible que deba controlar su presión arterial en cada visita al médico.

· La presión arterial objetivo para la mayoría de los diabéticos es menos de 130/80.

Controle sus niveles de colesterol

Los lípidos de baja densidad (LDL) son el colesterol malo que se acumula en los vasos sanguíneos. Puede hacer que los vasos sanguíneos se estrechen y endurezcan, lo que podría provocar un ataque cardíaco. Su médico debe controlar sus niveles de LDL al menos una vez al año.

· El colesterol LDL objetivo para la mayoría de los diabéticos es menos de 100.

Paso 6: Prevenga los problemas de diabetes a largo plazo

Las personas con diabetes necesitan controlar la glucosa en sangre, la presión arterial y el colesterol para prevenir problemas relacionados, como ataques cardíacos, problemas renales, daños a los nervios, infecciones en los pies, enfermedades de las encías, etc.

· Siga una dieta equilibrada según lo prescrito por su dietista.

· Incrementar el nivel de actividad física

· Tome sus medicamentos de vez en cuando.

· Cuide bien sus pies. Examínelos con regularidad en busca de lesiones.

· Examine sus dientes con regularidad para detectar problemas dentales.

Paso 7: Hágase exámenes regulares para detectar problemas a largo plazo y tratarlos

Visite a su médico con regularidad para los problemas que puede causar la diabetes. Los chequeos regulares ayudarán a prevenir problemas o detectarlos desde el principio o para que puedan tratarse y manejarse bien.

Fuente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *